Saltar al contenido
Tocadiscos Retro

Cómo cuidar un reproductor de vinilos

Como cuidar un reproductor de vinilos

Aprende a cuidar un tocadiscos

Aunque se piense que los reproductores de vinilo ya están pasados de moda ahora, en este siglo XXI con toda la tecnología a nuestros alcance, se ha vuelto a poner de moda el uso de los tocadiscos. Bien sea por nostalgia, curiosidad o por la moda del estilo vintage en la decoración, los reproductores de vinilos están de nuevo en auge.

Si tienes un reproductor de vinilos en casa tienes que saber que, es importante, darle un buen mantenimiento para que pueda sonar como el primer día y no se estropeen los discos que se usen. ¿Cómo darle un buen mantenimiento?

Cómo limpiar la aguja del tocadiscos

Como limpiar la aguja del tocadiscosLa aguja del tocadiscos es una de las partes fundamentales ya que, sin ella, no se podría escuchar la música de un disco. Esta es la razón por la que, la limpieza de la aguja del tocadiscos, es crucial.

Para limpiarla ha que tener mucho cuidado porque, si durante el proceso se daña, ya no servirá para nada y habrá que hacer un cambio de aguja, algo que costará dinero. Entonces ¿Cómo limpiar la aguja del tocadiscos sin dañarla? Siempre con mucho cuidado y con ayuda de un bastoncillo de algodón mojado en un limpiador especial para tocadiscos o en alcohol normal, se pasa por la aguja. Hay que tener mucho cuidado de que después de limpiar aguja tocadiscos no se quede ningún resto del algodón en ella. La aguja del tocadiscos es un elemento muy fácil de romperse, hay que manejarlo con cuidado. Una vez ya sabemos Cómo limpiarla aguja de un tocadiscos es hora de limpiar el resto del equipo.

Consejos para limpiar un reproductor de vinilos

Para que el aparato funciones siempre de la manera más correcta hay que aprender a cuidar un tocadiscos correctamente. Si se mantiene en perfecto estado, con el paso del tiempo, no solo será un bonito recuerdo de tiempos pasados, la mejor manera de escuchar música de calidad y un complemento decorativo para tu hogar, también tendrá mucho más valor.

Aprender como cuidar un tocadiscos no es muy difícil pero sí hay que ser una persona delicada. Un reproductor de vinilos es un aparato muy frágil que hay que manipular con cuidado.

A la hora de limpiar el tocadiscos hay que usar un cepillo con pelo suave para no dañarlo y usar una pequeña aspiradora para ir eliminando el polvo que haya. Hay productos de limpieza específicos, como jabones neutros, que se puede usar. Con un paño que no suelte pelusa, esto es importante, se puede humedecer con un poco del jabón que se haya disuelto en agua. Tener en cuenta que, no es que el paño esté completamente húmedo porque esto podría dañar la maquinaria interior, solo un poco húmedo.

Para el resto del mecanismo hay que usar un cepillo pequeño, igual que el consejo anterior, las cerdas no deben ser duras. Se pasa poco a poco entre los botones de velocidad, del control, por el plato donde se coloca el disco y por los altavoces. Sin dejar pasar nada, el polvo acumulado puede ser malo para el buen funcionamiento del reproductor de vinilos.

Los discos deben estar limpios

Como limpiar la aguja del tocadiscosPara que la música sea perfecta al escuchar discos de vinilo en un reproductor, no solo el tocadiscos debe estar en perfectas condiciones de limpieza, los discos también.

Hay que tener mucho cuidado con el mantenimiento que se le da a los discos de vinilo porque, si no se hace como es debido, se pueden rayar y no se podrán escuchar. Es un formato de gran calidad pero es muy delicado a la hora de manipularlo.

Los discos de vinilo están fabricados en un material con el que es muy fácil que se acumule polvo si no se usa de una manera regular. No solo es el disco el que tiene polvo, también puede cogerlo al usarlo si la aguja del tocadiscos está sucia o el giradiscos tampoco está bien limpio. Las gamuzas atrapa-polvo son muy valiosas para dar el mejor cuidado a los discos que tengas en casa. Son suaves y no rayarán la superficie. Es bueno que la limpieza de los discos se haga antes de ponerlo y antes de volver a colocarlo en su sitio. Si son discos que no se ponen normalmente, es bueno darles un repaso de vez en cuando. Existen kits de limpieza a disposición de todo el que quiera comprarlos, son algo más caros, pero el resultado es más profesional.